Solicite nuestro informe sectorial via email: contacto@agroideas.net

Proyectan otro salto del precio de la hacienda y de la carne al consumidor

Según un informe, apenas haya una menor oferta volverán a aumentar los precios del ganado y de la carne

 

Según un informe, apenas haya una menor oferta volverán a aumentar los precios del ganado y de la carne

Gabriela Origlia 

CÓRDOBA.- Un informe privado proyecta que, ni bien haya una nueva restricción de la oferta de hacienda, el precio de la carne «pegará un salto». Desde la consultora Agroideas, Federico Santángelo explicó que los precios de la hacienda y de la carne vienen muy estancados en los últimos dos años. En las devaluaciones anteriores subieron, pero en la última creció 25% el valor de la hacienda, pero tras el aumento de la oferta terminó en un 12 por ciento.

«Apenas haya poca disponibilidad de oferta, sube. Pero está muy volátil. Ahora hay mucha oferta pero ni bien se restrinja la oferta, la carne debería pegar un salto», dijo aLA NACION.

En la última semana de mayo pasado y en la primera de este mes hubo una alta volatilidad en los precios. Un menor flujo de hacienda ingresada en el Mercado de Liniers provocó un fuerte incremento en la mayoría de las categorías del 25% en el cierre de mayo. El valor promedio de la categoría ternero, hasta la semana del 22, fue de $37,92 por kilo vivo. Estos valores promedios se incrementaron hasta alcanzar los $47,54, con máximos de $50 por kilo en la semana del 28 de mayo.

www.lanacion.com.ar

Pero en junio – con la estabilización de los ingresos- el sendero de precios mostró una tendencia hacia una estabilización, provocando un retroceso en las cotizaciones hasta alcanzar $42,50 y quedando, como consecuencia, un incremento neto del orden del 12 por ciento.

En las devaluaciones de enero de 2014 y diciembre de 2015 hubo una importante suba del precio de la hacienda, que venía con retrasos en sus cotizaciones. En la primera, el alza fue del 24% (dos puntos encima de la devaluación) y en 2015 con una depreciación del orden del 30% el ganado subió 28 por ciento.

Esta vez, a diferencia de esas ocasiones, los niveles de stock y de faena difieren. Vienen incrementándose en los últimos años. A inicios de 2014, el stock nacional bovino no se había recuperado de la crisis de 2009 y los niveles de faena eran del orden de las 900 mil a 1 millón de cabezas mensuales. El cambio de expectativas generadas a partir del actual Gobierno se caracterizó por una «etapa de fuerte proceso de retención de hembras con niveles moderados de faena» del orden del millón a 1,05 millones mensuales.

Para Agroideas, en la actualidad, con niveles de vientres recuperados y con la fase de retención de vientres ya terminada, hay importantes niveles de faena que tienden a proveer un importante volumen de oferta en los próximos meses.

Respecto de los precios de los distintos cortes de carne vacuna al consumidor, según el relevamiento que realiza Ciccra mostraron incrementos moderados del 2,5% en mayo pasado.

El estancamiento de los precios, tanto de la invernada como de la hacienda gorda, repercuten en los valores de los vientres preñados que están parecidos a los de dos años atrás. «Hay un retraso muy marcado en sus cotizaciones medidas en dólares o en valor grano», explicó.

En dólares, el valor promedio de las vaquillonas preñadas en el período 2010-2018 fue de US$753, alcanzando picos de 1100 dólares. En la actualidad cotizan entre US$550 y US$600. En ese período se requerían 3,3 toneladas de soja para comprar una vaquillona preñada; hoy se necesitan 2,2.